Autores, nuevos títulos y juegos

Una de las autoras e ilustradoras favoritas de las niñas es Diane Stanley. Tiene muchas biografías muy interesantes, entre ellas la de Joan of Arc, que leímos este año, Queen Betsy, The Bard of Avon (que es Shakespeare), Michelangelo, Leonardo da Vinci, Peter the Great… Y también tiene otros títulos como este, Sleeping Ugly, o La fea durmiente.

En esta primera foto veis a Prunella, (semejante a prune o ciruela, amarga), Nastina (que suena a nasty, o asquerosa, sucia), y Bratina, que juega con la palabra brat, o mal criada.

 

 

Después de leerlo muchas veces, nos dimos cuenta que la autora lo dedicó de su puño y letra a una niña llamada Cara, que era estudiante de tercero -así lo escribió la niña en la otra página. El libro lo compramos por cuarenta centavos en una de esas ventas de la tienda de libros usados. ¡Ay que ver lo que otros dejan abandonado!

Ya se me va la edad en que leemos juntas libros con ilustraciones para niños. No lo veo con tristeza. Después de haberles leído mucho, mi opinión de los libros con dibujos ha cambiado. Al principio me costó entender a Charlotte Mason, su particular desdén por los libros infantiles, o picture books. Ahora sé que está en lo cierto. No es menester leer, leer, leer, cuando los niños son pequeños. Mejor es contarles historias, llevarlos afuera, y sí, claro que es bello hacer memorias y leerles algún que otro libro. Unos cuantos de estos libros infantiles serán sus favoritos de por vida. El niño y adulto son capaces de formarse imágenes mentales cuando leen o escuchan un libro. Es bueno apoyarnos en imágenes para sumergirnos en el mundo de Shakespeare o Marco Polo, por dar un ejemplo. Las ilustraciones son una gran herramienta, no dejemos que se conviertan en simple muleta para la imaginación.

Si tuviera otro hijo no leería tanto libro de dibujos con esa ansiedad desenfrenada de la madre moderna. Nos sobraban muchos títulos en las estanterías. Haciendo limpia podemos ver mejor los que apreciamos.

Arnold Lobel, Russell and Lilian Hoban, los autores e ilustradores de Francisca o Frances, los libros de Shirley Hughes, los recién descubiertos de Little Pear, Milly Molly Mandy… y ya saltamos a títulos clásicos como Pinocho, los libros de Laura Ingalls, poesía de Christina Rossetti, Eugene Field. Muchos de los clásicos han sido ilustrados con maestría. Aunque su magnetismo emana de la propia fuerza del lenguaje, las ilustraciones les dan un toque especial.
El libro a la izquierda es un título recién descubierto, Little Boy Brown. Las ilustraciones son fascinantes. Lo compré más para mí que para las niñas, lo admito, aunque les encantó también. Ya estamos en la cuenta atrás de los días de libros de dibujos. No porque no los lean ellas, o los recuerden, sino que entramos en otra etapa. Maria está limpiando juguetes, nosotras  juguetes, ropa, y además libros. Porque como digo, no todos serán títulos emblemáticos de su infancia. Los que lo son, ya ocupan un lugar especial en las estanterías y en sus corazones.

 

Como véis, hicimos el juego que propuso Marvan de este blog de mates.Con el tablero de un juego medio aburrido, Ringgz, y algunas de sus fichas, cartón doble para las altas, y cartón fino para las planas, en un ratito lo reproduje. Es divertidísimo jugarlo.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s