Sorpresas

Flower Chronicles, por E. Buckner Hollingswort.
Es una crónica apasionante, entre novela histórica y de misterio, de flores conocidas,
de las que te das cuenta de que no sabías nada hasta que lo lees.

 

Esta mañana, revisando rapidito los emails, por si hay algo urgente que atender, me encontré una gran sorpresa, un email tan entrañable de Nadua. Nadua es alguien a quien no tengo el placer de conocer en persona, quizá algún día, y me comenta que me echa de menos, y que siente mi ausencia. Pues si lo que escribo es de provecho, entonces con gusto vuelvo manos a la obra y os dejo con algunos pensamientos e inspiración.

 

 

Me parece que este año está siendo sin duda el mejor de nuestro viaje educando en casa. En mi experiencia, los primeros años fueron más atosigantes, yo así los viví. Claro que los disfruté mucho, pero estaba en constante tensión y búsqueda, lucha conmigo misma, intranquilidad. Tratando de demostrar, y viendo a las niñas en contínua comparación interna. En el presente, y aunque no tienen por qué mostrarme nada, las veo creciendo en todos los sentidos. Y aunque el ser madre y maestra nunca cesa y es una tarea y reto constante, es también muy satisfactoria y llena de alegrías. Otro factor decisivo es que ya no tengo miedo ni reparo en decir que con Charlotte Mason, pienso que no es cómo aprenden, sino EL QUÉ SE APRENDE, lo importante. Como comento cuando hablo con una amiga querida, para mí, ofrecer y acercar a las niñas a determinados libros e ideas no es optativo, sino una obligación moral.
Una vez en armonía intelectual y práctica con esta visión de la educación, todo se simplifica enormemente. Mi fe descansa sobre la fuerza de la Palabra, y también sobre las ideas que nos preceden, la Gran Conversación con las mentes y la herencia de la humanidad que tenemos en los libros, el arte, la música. No hay necesidad de utilizar estratagemas, premios ni castigos, el conocimiento atrae por sí mismo. La función del maestro es la de quitarse del medio, dejar de ser maestro, y simplemente ser otro aprendiz al lado de los niños. Genuino. Los niños captan muy rápido si hacemos algo para provocarlo en ellos o porque nos nace. Pero eso sí, como adultos que somos, la planeación y la preparación son nuestras grandes ayudas, y raro es el padre o madre homeschooler que no disfruta como un niño de esta parte de su vida, la de estar por “oficio” metido en libros, actividades, experimentos, escritos, lecturas, y qué sé yo. Disciplina, ambiente, vida, no se puede decir más claro ni con más fuerza.

 

 

También con esta amiga, debatíamos lo de obligar o empujar, apuntar a los niños a tal o cual clase, forzarlos a aprender esto o lo otro. Es confuso meterse uno a dar consejos (y eso que yo lo hago todo el rato). Forma parte de una mentalidad simplista que ve la vida como un compendio de problemas y soluciones, fórmulas, recetas, consejos, pasos, procedimientos. Esto está muy bien en un contexto científico, pero la vida es poética, no se deja reducir ni atrapar tan fácilmente. Es iluso y patético pensar que podemos forzar a los niños a aprender, pero muchas veces nos comportamos como tal, cuando como adultos valoramos el aprender otro idioma, o tocar un instrumento, y apuntamos a nuestros hijos a clases que ni les interesan ni les tienen gusto alguno. No obstante, yo apunté a mi hija mayor a piano el otoño pasado sin que ella me lo sugiriera. ¿Por qué? Porque conozco a mi hija. Porque no lo hago porque sea una virtuosa pianista, o porque mi vecina tenga a sus hijos en piano o cualquier otro instrumento, o porque tenga que triunfar, dar recitales. Lo hice porque una niña soñadora de ocho años, a quien le gusta escuchar música y cantar, es capaz de conectar con este instrumento, y tocar algo bello.
Las primeras clases no fueron muy bien recibidas, lo cual es característico de algunas personalidades cuando se enfrentan a algo nuevo y distinto. Pasados unos meses, el piano se convirtió en algo que disfruta enormemente. ¿Qué hubiera pasado si siguiera sin gustarle? Pues tras unos seis meses o así (de nuevo es difícil dar datos muy específicos), un periodo que consideramos Steve y yo decente, hubiéramos dejado de llevarla a clases.
Cada vez las fronteras entre nuestras actividades diarias y lo que llamaríamos lecciones, se van borrando y se vuelven una. De manera que salimos de vacaciones un par de días, y leo en voz alta en el coche, leen sólas, investigan, traman, conversan, dibujan sus cómics y cantan sus canciones favoritas. En casa, un día cualquiera, mantengo el eje del tiempo de lecciones, aunque puede cambiar la hora y el lugar. En el patio, en el sofá, en la mesa de la cocina… y el horario no es un intruso exigente, sino un viejo amigo al que ya conocemos, que admite cambios y flexibilidad, y que nos trae siempre sorpresas.
¿He seguido el año 2 de Ambleside Online este año? Sí. De hecho estamos en nuestra semana 34 de 36. Pero ha sido NUESTRO AÑO PARTICULAR. Puedo escribir todo lo que hemos hecho, también todo lo que no, pero los recursos de ambleside nos han aportado una gran riqueza. Estoy en deuda con el trabajo que nos aportan, pero por favor, no lo miréis como un currículo a seguir, sólo como una fuente de sugerencias de las que tomar lo necesario y conveniente para vuestra familia.

Y otra sorpresa de la que pronto os hablaré en más detalle, es que hay una persona traduciendo al completo el volúmen sexto de la obra de Charlotte Mason, el que considero de más relevancia e interés para cualquiera interesado en la educación, Hacia una filosofía de la educación. Para mí fue una grata sorpresa y una gran emoción el que alguien se haya puesto esta meta tan loable, porque es algo que os decía en la entrada anterior que quería hacer, pero lo cierto es que no tengo fuerzas para acometer esta labor de traducción, pero apoyar a otro en esta empresa sí es viable y así lo estoy haciendo.

Gracias de nuevo, Nadua, por tu bello mensaje que me inspiró y dió vuelo esta mañana, y espero volver a compartir más noticias e ideas pronto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s