Cuando estoy tranquila

Si no me apuro, ni comparo, ni pretendo hacerlo todo como tal o cual persona. Si vamos a nuestro aire, y mantengo mi fe y confianza de que los niños aprenden con o sin nosotros, sin por ello dejar de dar lo mejor de mí, pero sin esperar nada en particular de mis hijas, sin forjarme mil y una expectativas, las cuales muchas veces no son ni realistas ni sanas, … cuando estoy tranquila… todo fluye. Mis ojos se enfocan en lo bello, lo bueno, lo positivo. Mis oídos se abren a los sonidos placenteros de la vida. Las niñas me sorprenden queriendo leer poesía, trabajando en sus propios cuentos y proyectos, debatiendo ideas juntas, leyendo, escuchando, disfrutando de todo a bocanales, como sólo saben los niños.

Me ha costado mis años darme cuenta de todo esto. Aún estoy en este propósito de disfrutar, de tener paciencia, humildad y fe. Pero veo que los cambios, sean pequeños o sean lentos, están ocurriendo, y esto me llena de esperanza y buen humor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s