Confesiones y cambios

Últimamente no estoy tan activa en los blogs, ni como lectora, ni como comentadora, ni como escritora. La razón es que estos pasados años fueron, creo, una sobredosis de información y un torrente de posts que ahora, como le decía a Sylvia mi tocaya, me hartan hasta a mí. Leo mucho de lo escrito y parece que fuera de otra persona, porque en realidad en mi casa no van las cosas sobre ruedas ni mucho menos. Ahora no sé por dónde arrancar, si empezar de nuevo, si seguir y darle otro tono al blog (porque escribir y leer blogs es algo que tampoco dejaré del todo, aunque quiero cambiar la forma de hacerlo). Creo que he caido en el error de INTELECTUALIZAR las situaciones, es decir, buscar razones intelectuales o racionales para justificar o apoyar aquello en lo que tengo dudas, ni yo creo, o deseo que funcione tal y como lo explico, en lugar de como en la práctica ocurre. Escribir sobre lo que es mi situación ideal esperando que la realidad siguiera ese curso.

Mi época febril de búsqueda de metodologías y de ideas para actividades ha muerto. Espero que mis largas horas enfrente de este aparato también hayan muerto. Pero no cierro blog ni me marcho por completo, sólo reduzco y pongo en su sitio el tiempo de ordenador de una vez por todas.

¿Me retracto de Charlotte Mason? No. Pero no porque tenga el curso que, dicho sea de paso, tiene una fecha de lanzamiento propia ajena a la que Stephanie y yo nos planteamos, ja ja ja. Ella está a punto de lanzar otro curso general, de homeschooling en particular, para todo tipo de familia independientemente del estilo que tengan. Nuestro curso está en la última fase de revisión y no nos apura a ninguna ya cuándo salga a la luz.

Pero de Charlotte Mason he de decir que en mi casa no practico TODO. Aun sigo fiel a una mínima parte, y será que lo necesito yo más que mis hijas, pero supone mi punto de partida, mi materia prima digamos para abordar esta aventura tan personal que es educar a tus hijas y sobre todo a una misma.

Si tenéis curiosidad, lo que mantengo de CM es lo siguiente:
– Lectura bíblica, memorización de versos y datos de interés, ilustración de lo leído.
– Me inspiro de la lista de ambleside para escoger las lecturas que hacemos, especialmente para geografía, historia, ciencias. Todo lo que podemos abordar con libros vivos funciona muy bien en mi casa.
– Continuamos con narraciones bien orales, en dibujos, representándolas, las modelo yo…
– Salimos afuera a menudo. Y aquí tengo abandonado los dibujos de naturaleza. Es algo que no hacemos nada regularmente.
– Apreciación musical. Cantamos himnos, canciones populares, y practican las niñas un poco de flauta.
– Un poco de caligrafía.
– Estamos, o estoy, intentando establecer unos minutos diarios de lectura independiente, bien en libro, bien en el ordenador, con Starfall por ejemplo.
– Apreciación artística. Nada sofisticado. Lectura y apreciación de obras de arte en libros, y la clase que es maravillosa que tienen una vez por semana.
– Libros vivos y primeras fuentes (ahora usamos lectura para matemáticas también, Life of Fred, y aunque sigo inquieta porque no me parece suficiente, a mi hija mayor le encanta Life of Fred).
– Lecciones cortas.

Nada del otro mundo, aunque visto así escrito de nuevo me animo, quizá hayamos encontrado el camino a seguir (o es mi consuelo). Siempre que escribo planes, recursos, libros, todo se ve precioso, y precioso es, no lo niego. Es muy bello cuando las niñas hacen sus descubrimientos y conexiones, cuando se apasionan y aprenden por ellas mismas. Pero no siempre es así en mi casa. No son tan estupendas las mañanas con lloros, el rechazo a mucho de lo propuesto, quejas de que leer es aburrido, rechazo a cualquier práctica escrita de matemáticas de una, tiras y aflojas en obediencia y respeto de la otra… Y de estas hay muchas. Tenemos todos estos problemas que, gracias a ser homeschoolers, debería abordarlos grácilmente y no con tanto dolor, pero honestamente, aun no hemos llegado a esa armonía que deseamos. ¿Será que no somos unschoolers y que las obligo e impongo demasiado? ¿Será que no he conseguido dominar ese arte de que el homeschooling no sea una réplica de la escuela? Quizá he fallado en desarrollar un ambiente de aprendizaje óptimo y rico en casa. Algo es seguro. Demasiados años he pasado pegada a este ordenador, buscando recursos , saturándome de información, y desatendiendo a las niñas. Soy culpable de haber descuidado el verdadero arte de aprender y no haber trabajado en guiarlas a que hagan su propio aprendizaje de manera digna y que gocen en el proceso. Me queda un camino largo por delante, rezo por fuerzas para ser capaz de caminarlo.

No me arrepiento de haber hecho las amistades que he hecho en este tiempo, ni de haber encontrado muchos de los recursos hallados en este mar de Internet. Sólo creo que podría haber llegado donde estoy sin haber menoscabado la atención a mis hijas, a mi hogar. De eso me culpo sólo a mí. No escribo esto buscando consuelo barato, lo escribo para dar mi testimonio por si en algo ayuda a otras personas, y para explicar cambios y esta nueva etapa en el blog.

Advertisements

40 thoughts on “Confesiones y cambios

  1. Sylvia says:

    Espero que mi consuelo, por así decirlo, no te resulte barato. Entiendo muy bien como te sientes y ya verás que en cuanto abandones toda idea preconcebida de como creías que tenía que ser vuestro homeschooling todo irá mucho mejor. No dejes de escribir ya que para mi siempre han sido tus verdades muy inspiradoras.
    Y sino siempre tendremos el mail para contarnos las penas y sonrisas del día a día!!

    Un abrazo enorme

    Like

  2. Anonymous says:

    Hoooola Silvita como te extrañaba ya!
    Ves ? por esto que escribiste es que me caes tan bien…porque sos sincera y siempre estas en la busqueda con mucha humildad.
    Eso que pusiste de darle mas atencion a tus hijas creo que es lo unico importante al fin y al cabo ,y llegar a poder ver con certeza desde el fondo de nuestro corazon que les atrae y les hace feliz a ellos ( porque nosotros adultos al fin vamos aprendiendo con ellos)… Como cuando disfrutan haciendo cierta lectura o actividad y cuando te piden mas de algo, que emocion se siente,no? !(a vos te paso eso tambien recuerdo)…

    El otro dia empezamos a leer Heidi, sentadas ahi afuera bajo el solcito, pero cometi el espantoso error de comprar un libro que era una adaptacion de la obra original ( mas bien no me di cuenta) y al leerlo Zoe me dice:” mami este libro no me gusta, parece que estubiera viendo una pelicula por la tele con la antena rota ,asi como cuando entra la señal cortada viste!”, jajajajaj
    Te imaginas que sorpresa para mi!…y me dice: ” no es como el libro de Winnie Pooh , ese escritor es un genio mami”…
    Y es cierto! como nos reimos con esas historias,hay que tratar de entender la situacion , te hace pensar, aprendes palabras nuevas…etc. O sea, en este poco tiempo ya puede diferenciar y valorar una buena obra de una mal hecha (voy a tener que comprar la original si o si, je)

    Esos son los momentos en que digo que tanto leer,buscar, romperte la cabeza, renegar y aprender a soltar, valio tantisimo la pena y ahi es cuando doy gracias a Dios por tener la oportunidad de ver ese despertar en mis hijos.

    Dios te bendiga siempre Silvita y te llene de su sabiduria para que tengan un bellisimo y “relajado”, je, homeschooling !!!

    Gracias por todo tu tiempo en este ordenador, que tanto nos sirve a muchas.
    Te quiero amiga!
    Marina

    Like

  3. Ivett says:

    Hola Silvia,

    Aunque tu blog lo creaste para dar a conocer a CM no me parece una traición a los principios que sólo sigas una parte, después de todo muchas de nosotras aún cuando nos guste una metodología en particular creo que al final siempre adaptamos y tomamos de otras para finalmente ser eclécticas. Y la filosofía sbyacente en el método creo la tienes bien metida hasta la médula, jajaja.

    Y pues si cuesta trabajo eso de confiar y relajarse un poco pero como tu bien dices tal vez necesitas escuchar y observar más a tus hijas para encontrar el modo de hacer que todo fluya de manera más armoniosa.

    Otra cosa, puede ser que este influyendo el estar tantos días de asuetos fuera de la rutina para en entrar en ritmo otra vez. A nosotros nos estaba sucediendo y hemos ido poco a poco integrandonos otra vez y tomandolo con calma para volver al redil y no morir en el intento 😉

    Saludos y muchos ánimos

    Like

  4. Zinnia Muñoz says:

    Caramba! Atravesando por un SAH?? Es una de las cosas que me parecen más bonitas del HS y es que nunca llegamos a una verdad absoluta en nuestros métodos y quehaceres. Creo que la frase que puso Paloma en estos días viene bien para la ocasión: “El mejor colégio es el más parecido a un hogar y la peor educación en casa, es la que más se asemeja a la de una escuela.” Y creo que ustedes distan mucho de parecerse a una escuela ;). Trabajar sobre los puntos positivos y hacer a un lado (definitivamente o por un tiempo) lo que no nos han funcionado y a seguir andando.
    Un abrazo!!!

    Like

  5. Silvia says:

    Desde luego que me haceis llorar pero de alegria, de sentirme querida y comprendida. Y NO, Sylvia, tu consejo no me parece barato, es solo que no queria que se oyera como cancion triste para oir cosas bonitas porque si, pero asi no sois mis amigas, vosotras sois bien verdaderas.

    Primero decir que, Sylvia, es cierto, hay que dejar ideas preconcebidas, disfrutar y valorar la realidad, simplemente.

    Yvett, muy cierto. Ya vamos encarrilando rutina despues de unas vacaciones tan buenas como largas, ja ja ja. Y si, hay que observar y escuchar mas e imponer menos.

    Marina. Lo lo creeras, amiga, pero estamos con Winnie the Pooh, y que belleza de libro, como nos hace reir a las tres. Me admira tanto tu pequenia que esta creciendo tanto, Zoe, como ella misma ya aprecia ese lenguaje de los clasicos. Que forma tan simpatica de decirte que el libro carecia de la riqueza del de A.A.Milne, y que sepais que el era ciertamente un genio del lenguaje, con un corazon muy grande ademas. El escribio muy pronto en su vida, le venia ese genio pero lo importante es que lo empleo con corazon. Nos dejo un legado de poemas y libros si bien no muy extenso de una calidad inmensa.

    Gracias tambien por agradecerme el tiempo pasado en el ordenador.

    A ver, no es que lo vea todo mal y este decaida o depre, NO, estoy de hecho feliz, pero me ha venido otra etapa, me queme de la anterior, vaya, creo que estaba siendo excesiva.

    Hoy por hoy podria volver con solo estos dias desde la vuelta de las vacaciones, a poner posts con fotos, y cositas que han hecho las ninias, y de veras que van muy bien, solo que por el momento no me siento con ganas. Y no digo que vosotras amigas queridas, que nos dejais testimonio de todas las actividades y belleza que haceis en vuestros hogares esteis equivocadas, para nada, solo quiero de verdad simplificar, repensar el tiempo que pongo en cada cosa, estar mas presente en casa, y poco a poco seguire como siempre compartiendo. No creo que pueda dejarlo, ja ja ja. Solo intentare ser un poco menos ambiciosa y algo mas clara y directa, sin tanta filosofia y teoria, un poco mas sencilla.

    Os QUIERO UN MONTON a todas.

    Like

  6. Silvia says:

    Hola Zinnia, escribi el comentario y no habia leido el tuyo.

    Ja, ja ja ja… gracias por tus palabras. Si, mira que no me puedo quejar, en pocos dias ya vamos bien encauzadas, solo queria decir que aun hay llantos por aqui, que no todo es idilico, ja ja ja, que aun estamos reconsiderando, negociando, hayando equilibrios, y que estoy como decia arriba, en fase de cambios y simplificacion. Muchos besos, Zinnia. Si, me quede pensando en lo de Paloma, y no, fijate que por mucho que aun saque de tanto en tanto fichas o worksheets, esto no es una escuela en la peor acepcion del termino. Aqui aunque con algunos trompicones y muchas aristas que limar, no siempre acertando, pero se respetan los ritmos y deseos de las ninias.

    Like

  7. Marvan says:

    Ay Silviña (me encanta esta expresión de Meni).
    Me gustaría darte un abrazo de estos de oso gordito gordito.

    El gran problema de todo esto creo yo, es que hay teorías que idealizan la EeF. Como si tuvieramos que estar siempre felices, cantando, tocando un instrumento, leyendo en familia y sobre todo que los niños SIEMPRE tienen interés en cosas interesantes (y no en la nintendo, uy, esto nunca) y desde luego los niños NUNCA se pelean ni la mamá grita.

    Esto antes lo leíamos en los libros y normalmente eramos capaces de pensar: vale, todo muy bonito, pero ¿en realidad qué?

    Pero ahora encima VEMOS EN LOS BLOGS que esto es REALIDAD! Vemos estas casas maravillosas donde cantan las niñas con trenzas y están interesadas en la vida de la mariposa!!!!!

    Mientras que realmente es lo de siempre. Solo es una parte!!!!!!
    Y nuestra casa IGUAL QUE CUALQUIER OTRA no es perfecta ni lo será nunca, nuestro hijo no es perfecto ni lo será nunca y sobre todo nosotros no somos perfectos y no lo seremos nunca.
    Vaya, con las ganas que tenía yo de ser perfecta!!!

    Like

  8. Marvan says:

    Y sobre la teorías e información.
    Hay que coger simplemente la que te interesa y punto.
    Si es la mitad de CM, pues que sea la mitad, y si es solo un 25% pues que lo sea.

    A mi también me encanta CM, pero nunca la he aplicado del todo, ni Montesori ni fulanito, ni las cajas ni nadie. Yo soy yo y pongo lo que soy. Hoy CM, mañana cajas, otro día unschooling, y otro día libro de mates. ¿y qué? ¿Alguién se molesta? El que se molesta que vaya leyendo en otro sitio.

    Yo creo que tú tienes también todo el derecho de escribir hoy los posts maravillosos que escribes sobre CM y el día después poner que no habeis tenido ni ganas de salir de paseo y habeis mirado una peli que era de lo más divertida. No tenemos que demostrar nada a nadie. Y creo que a veces es el problema, que queremos demostrar algo a alguién (probablemente lo más seguro a nosotras mismas) y es bastante difícil engañarse a uno mismo, entonces uno cae. Pero tampoco pasa nada oye. Que todo el mundo tiene derecho de caerse y lo más importante es volver a levantarse, quitarse el polvo y ala, allá vamos.

    La mejor maestra que tienen tus hijas en su casa eres tú, su mamá y no es ni CM, ni tampoco es el unschooling, ni las cajas, ni el libro de tal. Solo tú, y como sobre tí no hay teoría pues no la encontrarás jejeje.

    Like

  9. Silvia says:

    Gracias, Marvan. Oye, a mí me llama Meni Silviña, y a tí, Marvaniña? ha ha ha.

    Me quedo con lo que dices, me alegra que mi post trajera estos comentarios, si alguien está en esta disyuntiva, ojalá y los lea, porque tiene mucho sentido común y mucha sabiduría que da la experiencia.

    Me quedo con lo que dices, nuestros hijos nos tienen como su mejor y uno de los más influyentes modelos, y como tales les daremos a lo menos una imagen de realidad, de imperfección pero con mucho cariño.

    Ahora que con lo de demostrar, sobre todo a UNA MISMA, has dado en el clavo. Una quiere mantener el tipo, no por el qué dirán (aunque quizá algo de ego a mí se me cuele también), pero sobre todo como dices, por MI MISMA. Y no es necesario tener esos esquemas tan rígidos, vaya, ya que nos liberamos de los corsés en vestimenta, ahora masoquista yo me los pongo intelectualmente. No es necesario.

    Besos y me llevo a las niñas al parque de perros. (Con los perros, ja ja ja, aclaro).

    Like

  10. Ana P. says:

    Te escribo antes de leer los demás comentarios,así que supongo que repetiré algunas de las cosas ya dichas.

    No eres la única que se ha sentido así, y entiendo cuando te declaras culpable por dedicar demasiado tiempo a la pantalla. Pero no me parece justo que te castigues acusándote de haber abandonado tu hogar y a tus hijas. Todas, siempre, encontraremos muchas cosas que podríamos haber hecho mejor, pero no te mereces ese trato tan duro.
    Distánciate todo lo que quieras de tu blog y de internet en general, pero no te trates mal, que no te lo mereces.
    Un abrazote!!!

    Like

  11. Silvia says:

    Te haré caso, Ana, es cierto que cuando veo las cosas un poco oscuras tiendo a exagerar y a, como dices, tratarme mal. Pero como dices también es cierto que si no ejemplar tampoco es cierto que haya abandonado nada… sólo que el foco se desvía, pero te seguiré el consejo, repito, porque es cierto que no soy una persona desapegada y desentendida como para castigarme así.

    Oye, he leído lo de Mariale y París…. sí espero que los de la embajada lo comprendan. Vaya, no sé si estuvieras matriculada en alguna organización como digamos Epysteme o qué se yo lo que haya, no podrían producir un certificado? Si quieres pregunto qué tipo de certificado de estudios presentaría una madre norteamericana si estuviera en tu caso.

    Si quieres me mandas un correo a ver si te pudiera echar un cable.

    Besos

    Like

  12. bajo el diente de león says:

    Ánimo, Silvia. Nosotras te vamos a querer igual, aunque te alejes de la pantalla para dedicarte más tiempo a ti, a tu familia, a tu hogar, a lo que desees.

    No, no todo es perfecto, ¿pero quién desea ser perfecta? Excepto Marvan, jajaja =). Las dudas, los replanteamientos, etc. van y vienen, porque estamos en constante búsqueda, porque queremos hacer las cosas cada vez un poco mejor, superarnos, ajustar por aquí y por allá… Así somos, con independencia de los tres mil libros de pedagogía que leamos, jajaja.

    Lo importante es que encontréis vuestro ritmo, que os encontréis a gusto con él. Lo que hagan los demás es eso: “lo que hacen los demás”. Puede servir de inspiración, pero no es una norma a seguir.

    Y, por favor, como dice Ana, no te castigues así =)

    Muchos besitos para ti y las dos hadas.

    Like

  13. ♥ meninheira ♥ says:

    Es como si lo hubiera escrito yo, tu post y el de Paloma son sanadores por lo que dice Marvan, porque de repente vemos que lo que hay en casa sí es normal, ains y ahora veo que hablais que Sylvia tiene otro similar??? voy para allá. También debería escribir yo un post de estos desahogo.

    Un besiño muy grande Silviña
    muuuuuuuuuuuuuas

    Like

  14. Silvia says:

    Gracias Pilar. Necesitaba amor y un hombro amigo para continuar mejorando, y he recibido muchisimo amor y mas de un hombro, una pinia (perdon que no tengo acentos ni enies en el portatil, ja ja ja).

    Y Meni, te animo a que hagas cuando quieras tu post de desahogo como lo llamas. Me encontre no con lo que 'queria oir', sino con comentarios honestos pero cariniosos. Una sabe lo que hay que cambiar y mejorar, pero que las amigas te digan que ellas tambien pasan por esto, y que no todo es un completo desastre, pues quieras que no ayuda a encontrar esas fuerzas para seguir con mas empenio y con mas corazon tambien.

    Like

  15. Anonymous says:

    Hola, Silvia:
    creo q un error q se ha cometido en estos blogs es presentar solo la parte bonita de la realidad. parece que las familias educadoras se pasan la vida haciendo actividades chulas, con niños sonrientes y super motivados para aprender. Creo que ha habido muy poca sinceridad, como la tuya en este post, que presenta algunas de tus luchas.
    a tus hijas lo único que les pasa es que son niñas, y por esa simple razón, pues no siempre les apetece realizar actividades académicas. son muy pocos los niños que las realizan siempre sin agrado.
    y para eso, tú necesitas sabiduría y encontrar ese equilibrio necesario. Recuerda las cosas que dice la Biblia sobre la educación y crianza de los hijos, y recuerda que te deben obediencia. Jaime odia sentarse a escribir o a hacer mates, pero tiene que hacerlo y ya está. A mí tampoco me apetece hacer muchas de las cosas que tengo que hacer, y las hago.
    Sigue escribiendo de vez en cuando, quizá con menos frecuencia y ya está.
    Creo q en el homeschooling es normal tener una etapa de luna de miel, y luego de choque con la realidad. luego uno se recupera de esto y recupera parte de la ilusión inicial, aunque quizá no toda.
    ¿Estás ahora en España?

    Carolina

    Like

  16. Anonymous says:

    Silvia: se me olvidó añadir que cuando los niños son pequeños, como los tuyos o los míos, el homeschooling resulta muy llevadero si tenemos su obediencia y respeto, y resulta muy cuesta arriba si no los tenemos. por eso, lo importante en esta época es sentar las bases de la obediencia y la buena actitud antes que lo académico.
    Te recomiendo este libro, que está todo gratis en internet:

    http://www.raisinggodlytomatoes.com/
    Un abrazo

    Carolina

    Like

  17. Silvia says:

    Gracias por tus palabras Carolina. No estamos en España, ya estamos de vuelta. Me miraré el libro que recomiendas, creo que ya había escuchado el título pero nunca llegué a leerlo.

    Y es buen consejo lo de escribir con menos frecuencia, de hecho me lo he estado aplicando estas últimas dos semanas, y en tan poco tiempo ya me siento mucho más tranquila. Es simplemente, tal como lo veo yo, estar enfocada en la familia y sacar un ratito que también es sano para compartir con vosotras en este espacio.

    Like

  18. Marvan says:

    Carolina. Gracias por esta frase, es genial:
    “Creo q en el homeschooling es normal tener una etapa de luna de miel, y luego de choque con la realidad. luego uno se recupera de esto y recupera parte de la ilusión inicial, aunque quizá no toda.”

    Lo importante es no darse el golpe demasiado fuerte y saber relativizar y recuperarse.
    Gracias! Estoy intrigada por lo del libro también, me lo investigaré, pero aplicando lo aprendido, lo he apuntado para mirar dentro de dos semanas como mínimo jajajaja!

    Like

  19. bajo el diente de león says:

    Hola a todas :).

    Carolina, yo no creo que se trate de que hayamos sido poco sinceras en nuestros blogs, al presentar sólo las cosas buenas, dado que esas cosas buenas existen y no son falsas, al menos en nuestro caso; por tanto, no hay falta de sinceridad ni hipocresía en esos blogs, entre ellos el nuestro.Más bien se trata de que no hemos presentado la cara no tan bonita de la educación en casa, es decir, los problemas diarios que nos encontramos con nosotros mismas y con los niños en la educación en casa.
    Pero creo que esto no es algo que nos pasa en exclusiva a nosotras, sino que también sucede en otros ámbitos; sin ir más lejos, en la educación en el colegio. Cuando llevas a tus hijos al colegio, siempre te presentan lo mucho que van a aprender, lo bien que se lo van a pasar en el recreo, en las salidas culturales, los muchos amigos que van a hacer, lo equilibrado que es el menú, revisado por x número de pediatras, nutricionistas, etc.. Pero nadie te cuenta: que puede que los niños sufran acoso escolar, que a veces los profesores son “autoritarios” porque sí y no se respetan los ritmos de los niños, que, en realidad, el tomate que utilizan para hacer la salsa para los macarrones, no es natural, sino un concentrado de tomate que sacan de un bote y que tiene innumerables espesantes, conservantes, etc.; y así millones de cosas que también se le ocultan a la gente, y considero, muchísimo más “graves” que nuestras luchas personales en casa por educar a nuestros hijos.

    Por otra parte, Carolina, estoy en total desacuerdo con lo que dices de que los niños “nos deben obediencia”. En todo caso, los padres y los hijos nos “debemos” mutuo amor y respeto, y el respeto y el amor surgen de forma espontánea sin necesidad de forzarlos, y, por ello no es necesario recurrir al uso del autoritarismo sobre los niños para que ellos nos obedezcan. Por otro lado, la desobediencia es una gran virtud y es lo que ha hecho, en muchos casos, que la humanidad progrese, mal que les pese a algunos, jejeje.

    Y pues sí, las familias en las que los niños están casi siempre dispuestos a aprender y sonriendo, existen. La nuestra es una de ellas, no al 100%, pero sí en un nada despreciable 90 %, jajaja. Y estoy siendo totalmente sincera y veraz.

    Besos para todas.

    Like

  20. Madalen Goiria says:

    Silvia, no había llegado a tu entrada hasta hoy, y quiero mostrarte mi cariño en este momento de dudas. Ya sabes que no soy homeschooler, pero me identifico contigo en lo del ordenador. Yo también he sentido que he descuidado la atención a las niñas por estar delante de la pantalla. Estoy reflexionando sobre el modo de racionar su uso.
    Creo que habeis pasado un año muy duro con la convalecencia de Steve, que habeis hecho un gran viaje, y que ese es el mejor aprendizaje para las niñas: acompañar a su padre en un momento duro y viajar todos juntos. Yo así estoy viviendo mi situación con las niñas. No hemos hecho nada en estos meses, pero han aprendido a acompañarme cuando las cosas no van bien, que es el aprendizaje más valioso en la vida.
    Muchos besos y eutsi goiari (mantente en alto), que decimos por aquí.

    Like

  21. Silvia says:

    Madalén, qué lujo haber escrito este post. De veras que me siento tan bendecida porque todas mis amigas estáis pasando por aquí y dándome ánimos. Que me hacían falta.

    Estoy contigo en lo de que el aprendizaje no siempre es de cosas de libros, sino de la vida misma. Y oye, ¿qué es eso de que no habéis hecho nada en estos meses? Y las salidas a la montaña, los deportes, las actuaciones, las tarjetas y dibujos varios, los días de cocina juntas, el aprendizaje como dices de lo tuyo, la participación en el coro del cole, conciertos, juegos de mesa y prácticas para baloncesto… si lo que no hacéis es parar. Pero te comprendo. En situaciones excepcionales parece que no hacemos 'nada' de lo que normalmente hacemos. En tu caso el blog de la tesis y eso, que ya he visto y me regocijo en saber que vas volviendo a la rutina, señal de que tu vida vuelve a la conocida 'normalidad'.

    Y mira que la convalecencia de Steve ha sido dura… no ha sido nada serio que digamos requiere operación, pero por otro lado él pensó que iba a morir en el mes de Julio, cuando le azotó con una fuerza increíble. Tenía olas de dolor en la espalda baja y el frente, y lloraba sólo en su oficina. Tenía que usar el baño cada diez minutos, no exagero. Luego fue una procesión de doctores y pruebas, semanas de imsomnio que no se las recomiendo ni a mi peor vecino, y poco a poco la ola de molestia que no mata pero desanima y debilita un montón, ha ido bajando, hasta ser ahora un pequeño murmullo de fondo que hay días que, cuando le vuelve algo más fuerte, le sume en una pequeña desesperación.

    Y por lo demás el viaje nos ha ayudado en muchas cosas. Mi hija pequeña en especial, viene hablando castellano por los codos, lo que antes no hacía. Lo entendía, sí, pero no lo hablaba la gran cosa. Ahora le gusta, ja ja ja.

    Y respecto al homeschooling y las horas de pantalla. Ya estoy ajustando lo del ordenador, algo que necesitaba revisión y aquí estamos. Cortando horas y sobre todo con la atención donde debe estar, y el homeschooling. Pues quise y quiero deciros a todas que es algo que después de cuatro años aun me replanteo y repienso. Que cuando uno, varios, o todos tus hijos te 'salen' digamos no muy amigos de completar algunas fichas o muy entusiastas por la lectura independiente, pues hay quien no se afana, que dirían las amigas colombianas, y hay quien, como yo, se plantea que un par de mínimos son importantes. Y quise decir que aun no están establecidos, que estamos negociándolos, que mucho va bien, pero que hay unos agujeros negros, ja ja ja, y vamos a solventarlos en el respeto y llegar a lo que sea nuestro equilibrio propio, que puede no ser el de los demás, pero que será el que encontremos con paciencia, persistencia y fe.

    Me gusta eutsi goiari. Gracias amiga.

    Like

  22. Silvia says:

    Creo que los blogs tienen diferentes estilos, dependiendo de la persona que los escriba. Hay quien opta por no escribir gran cosa sobre los problemas, pero puede que sea por privacidad y no por hipocresía.

    Tuve el placer de conocer a Pilar y a sus hijos, y doy fe de que como dice Pilar, no hay ni un gramo de hipocresía en su blog ni en sus posts, pero quien sabe, igual Carolina no estuviera pensando en tu blog en particular, Pilar, sino que su percepción de muchos blogs le da una imagen de falsedad. Es que uno en los blogs, o al menos UNA SERVIDORA, aunque a veces queramos como hice yo aquí, desahogarnos y buscar un hombro amigo y comprensión, en cuanto compartes un poquito de los libros fantásticos que compartimos, las excursiones, las actividades en que participan los niños, alguna recetilla que hacemos con ellos, y todo eso, resultan un álbum muy bello, y sí, pueden parecer el mundo perfecto para el que no sepa que somos de carne y hueso, que hay momentos de dudas, angustias, luchas, y replanteamientos.

    Respecto a la obediencia. Para mí la obediencia es importante, no sólo la de mis hijas hacia nosotros, sino la mía propia hacia ellas y hacia Dios. Pero no es un acto ciego y autómata del débil que consiste en hacer lo que el fuerte impone, sino para mí es un acto voluntario de respeto y amor hacia la persona que expresa algo.

    Y la desobediencia una virtud? Ja, ja ja. Eso no lo había pensado, Pilar. Yo soy más de las que piensan que la obediencia es algo valioso, nunca se me ocurrió pensar que la desobediencia hace avanzar a la humanidad. Pero por ejemplo, los homeschoolers en cierta medida desobedecemos? Yo lo llamo disentir, pero disentir en el respeto no sé si es equivalente a obedecer. Y obedecer, o tener digamos el corazón y la confianza de tus hijos, siempre que no sea con tiranía… no sé. Obviamente aquí hemos comentado personas muy diferentes con derecho a disentir y a no estar de acuerdo. Lo importante es que haya respeto aun en el desacuerdo, y sobre todo que se acepten de buena fe las declaraciones y aclaraciones.

    Por mi que siga el debate o que se pare, lo que gustéis, pero escribid agusto, porque este lugar es para eso, para que aprendamos, nos opongamos, estemos de acuerdo, y nos expresemos libre y respetuosamente.

    Like

  23. Silvia says:

    quise decir disentir en el respeto equivalente a desobedecer… y de paso, tienes ejemplos de desobediencia que hayan sido beneficiosos para la humanidad…

    LOL sigo no convencida de que la desobediencia es una virtud. Es que hubo instancias en las que desobedecí a mis padres de las que no me siento en nada orgullosa y me hicieron ir para atrás en vez de progresar. Pero pienso en los cristianos que 'desobedecieron' las órdenes de César, y no negaron a Cristo, ves? Ya encontré un acto de desobediencia con sentido.

    Lo dicho, obediencia ciega, pues hay veces en que el niño hará o no hará algo para evitarse castigos o consecuencias negativas, ahora, si nunca abordamos la obediencia desde el respeto y el cariño, nunca llegarán ellos (o nosotros tampoco), a la obediencia moral, porque algo es BUENO, y porque quiero 'comportarme así' incluso si nadie me ve, si nadie me va a dar consecuencias, por el deseo de 'obedecer', como cuando uno cumple con el límite de velocidad, o como cuando uno devuelve lo que le dieron de más en la tienda, o no se lleva algo de otro, etc.

    Like

  24. Zinnia Muñoz says:

    Se conocieron Pilar y tú? Qué maravilla!! Yo quiero…!!!

    Justo en estos días estoy que escribo algo no tan agradable, que a mí también me gusta poner lo bueno y lo feo 😉

    Jajaja, me encanta que te haga un poco de corto circuito el que Pilar diga que la desobediencia puede ser una virtud, y yo estoy muy de acuerdo en que sí lo puede ser, pero como todo, una desobediencia conciente!

    Un abrazo mujer, y cuándo nos vemos? Anoche llegué tarde al ciber espacio 😉 Hacemos hoy un intento??

    Like

  25. Anonymous says:

    Que buena esta entrada, al final estaria bueno leerla enterita como un post!,ajajja

    Queria comentar que la mayoria de las veces pensaba en mi hija como “desobediente” cuando le mandaba a hacer algun trabajito “escolar” y no queria hacerlo. Renegabamos y terminaba haciendolo por la supuesta consecuencia o por no darle el gusto a la pobre madre que se le estaban pelando los cables ya!, hasta cuando termine de descubrir en este año como ella realmente aprende y decidi relajarme y hacer la prueba y confiar y observar un tiempo a ver como resultaba (ofreciendo buen material, desde ya). Y funciono!… Ella responde con ganas y no hay que renegar!
    Esto es totalmente cierto, “obedece” si se le pide, porque disfruta de lo que hace.Y si no hace lo que yo exactamente quiero, al rato o al otro dia ,hace algo parecido por iniciativa propia y hasta esta mejor!
    Ahora en cuanto a obedecer en lo etico o moral,eso es otra cosa, si. Ya, como decia Silvita esta el amor y el respeto primero y tambien eso obviamente lo aprenden si lo reciben dia a dia.
    Por eso es que antes te escribi que lo mas importante para mi, es y fue poder llegar a entenderlos, y VER lo que les sirve a ellos mejor.

    No se ,eso me pasa a mi en casa, tal vez sueno o soy una colgada, vaga o floja,yo que se, pero no puedo hacerlo de otra forma, no me sale.Me frustro, me amargo y los amargo a ellos…como a vos Silvita no te sale no dejar de ponerles un poquito mas de practica en tal o cual cosa… somos todos tan diferentes!

    Por eso me gusta y repito esa frasecita que alguien escribio una vez por alli…”que Dios guie a cada familia a encontar ese homeschooling justo para su hogar”.

    Besitos a todas con respeto y mucho cariño y gracias de vuelta SIlvita por este espacio, que para las que no tenemos un blog nos hace bien tener un lugarcito donde descargar un poquito lo que hacemos tambien, je

    Al final te tenemos pegada al aparato este igual! jajaja…
    Marina

    Like

  26. Silvia says:

    Marinita… no es lo mismo, ja ja ja. Las horas que me tiraba yo no eran el leer comentarios inteligentes y respetuosos de amigas con opiniones diferentes pero con vidas responsables y conscientes.

    Zinnia, ay que nos vamos a un día de canto en la iglesia, que hacemos dos así al año y me encantan, a las niñas también.

    Y Marina. No creas, que yo sigo pensando mucho esto, porque también se frustran cuando las pido algo, sobre todo una de ellas, la otra es diferente, creo que tu opción de hacerlo así es más inteligente, pero también respeto a personas que ponen unos mínimos aunque los niños no tiren cohetes de alegría cuando los tienen delante. Sea como sea, si termino cayendo en un grupo o en otro, aun así a lo que me tengo que educar es a respetar mucho a los demás, que no siempre lo he practicado.

    Debemos seguir nuestra intuición, pero también entrenar la intuición, sabes que la intuición, la fuerza de voluntad, la creatividad se entrenan. Al menos así lo veo yo. Y en algo que veo (yo siempre como mediadora de diferencias y discordias, ja ja ja) que coincidimos todas, es en observar a los niños, y en basar las decisiones en nuestra consciencia, nuestra intuición entrenada, nuestros valores y aquello en lo que creemos.

    Y nada, me voy al parque no sin dejar de sentirme muy apenada. Otro caso de cáncer. Una madre muy querida en el grupo, madre de seis hijos, tiene estado tres de cáncer de mama… está recibiendo quimio agresiva y tiene gran optimismo, pero su situación no es fácil.

    Zinnia, estoy pensando que si te quedas hasta tarde, vendremos antes de las diez, si te apetece una charla nocturna.

    Me voy, que las hijas me apremian con ir al parque y no quiero desobedecer, ja ja ja.

    Like

  27. Anonymous says:

    Hola a todas:
    en lo de si los hijos nos deben obediencia o no, podríamos pasarnos el resto de nuestra vida discutiéndolos.
    Yo creo que sí nos la deben, al igual que se la deben a sus entrenadores deportivos y personas responsables de cualquier actividad a la que les apuntemos, al igual que se la deben a cualquier adulto responsable que esté a su cargo.
    Me niego a ponerme en el mismo nivel que mis hijos en esto. Por supuesto, nos debemos respeto mutuo, pero ellos nos deben obediencia a los padres. Por lo menos mientras son pequeños y viven bajo nuestro techo y reciben todo de nosotros.
    Una de las primeras cosas que los niños han de aprender es… que están bajo autoridad. Al igual que la estamos los adultos en muchos ámbitos de la vida. Si no aprenden esto en familia, ¿dónde lo van a aprender?
    ¿Obediencia ciega? No. Si les mandamos hacer (o abstenerse de hacer) algo que vaya en contra de la ética y del bien, pues no.
    De hecho, la Biblia dice: “Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es bueno” (Efesios 6:1). “En el Señor” significa que los únicos motivos que tendrían para no obedecer serían los derivados de que les mademos hacer algo no bueno.
    No hay nada más feo que ver a un niño que no respeta y obedece a sus padres, y digo esto siendo consciente de que a veces mis hijos son los más “feos” en esto.
    Cuando dije lo de la poca sinceridad de los blogs, me refería efectivamente, como dijo Silvia, a que por lo que he leído (blogs variados, épocas variadas), la mayoría de los posts muestran la parte bonita, y hay pocos posts que muestren lucha y problemas. No me refería a que los posts no estén diciendo la verdad.

    Un abrazo a todas

    Carolina

    Like

  28. Silvia says:

    Carolina, de vez en cuando nos pasa que por este medio surgen diferentes puntos de vista, y los comentarios los van matizando. A veces se reconcilian, otras no. Y lo que suena de una manera en el primer comentario, en el número veinte (que vamos ya por ahí todas, ja ja ja) se escucha de otra.

    Si no hubiera sido yo la que escribió este post, y hubiera leído tu comentario en el de una amiga, igual también me hubiera dado por aludida… es que sí pienso que es cierto que existen más blogs y post que ofrecen la cara bonita de la vida, muchas veces porque la vida nos sonríe mucho, A TODAS, EH, ja ja ja, o porque quizá no hemos dado con el post de sinceramiento y que muestra las luchas en nuestro navegar por Internet. No estoy disculpando a nadie ni queriendo cambiar percepciones, sólo quise partir una lanza por ambas, por Pilar, que defiende que su día a día es armónico en su mayoría, y me consta, y por tí, porque como tú, yo también me he sentido como QUÉ PASA AQUÍ? Todo el mundo va de maravilla menos nosotras.

    Respecto a la obediencia, coincido contigo. Quizá cuando lanzaste lo de que los niños nos deben obediencia fuera algo ambiguo. Es cierto que hay familias que exigimos obediencia, otras no, y coincido contigo en que es muy feo ver a niños como pequeños salvajitos. De hecho, mi amiga de las clases de arte tuvo que 'despedir' a una familia porque el niño era el garbanzo negro que arruinaba el cocido. Ese niño instigaba a los demás y sentaba una atmósfera de caos y agresividad, no descontenida pero sí hasta el punto de que mi amiga no tenía ganas ni de dar la clase. La madre se lo tomó mal. Dijo que su hijo no era mejor ni peor que los otros. Y mira, en eso puede que tenga razón, persona es como los otros niños, pero está sin guía. ¿Como educarlo? No sé, me faltan datos. Pero eso de que hiciera lo que quisiera y la madre desde diez metros y en voz queda, diciendo, fulanito, para de hacer eso, fulanito, para de hacer eso, cinco veces, y el niño ni caso… En fin, que como dices las mías también pueden ser las que en sus momentos tengan una conducta que deje que desear, pero en general mi espíritu es el de corregirlas, no sólo con castigos, con ejemplos, con amor… En fin, que me enrollo. Pero puede que otras compañeras de homeschooling tengan otra percepción.

    Like

  29. Silvia says:

    Ahora que matizamos más en los comentarios, el autoritarismo no es lo mismo que la autoridad. Coincido contigo, Carolina, en que en lo único que no es necesario que obedezcan es en algo en contra de los mandatos divinos, en nuestro caso que seguimos la Biblia.

    Y en el homeschooling, hay quienes no consideran que la obediencia se deba requerir en lo académico, que piensan que lo académico debe ser agradable siempre y no requieren que se haga nada académico forzado a lo que deban obedecer los niños, otros piensan que algo académico ha de hacerse, como tú dijiste pones a tu hijo a determinadas cosas aunque no le gusten, y buscar otras de acuerdo al estilo y más del agrado del niño, otros puede que consideren que todo lo académico es algo que no les gusta de por sí a los niños y requieren obediencia y que lo hagan porque es su deber.

    Yo estoy en el grupo del medio. Pienso que si no les gusta NADA algo va mal. Quizá porque de hecho hay varias cosas que hacemos que sí les gustan. Y porque también me guío por amigas y familias que llevan mucho en esto, y que han persistido en algunas cosas que en principio no eran del gusto de los niños y que con algo de tiempo y paciencia han dado frutos. Pero dicho sea de paso, respeto mucho a personas como Marina. Ella dice que vaga, pero no lo creo. Me consta que su hija es muy obediente, y ella ha encontrado su armonía como cuenta, sin forzar, sólo presentándola con materiales y libros de calidad. Quizá sea porque la personalidad de su hija es así de independiente, ella solita se mete en muchos proyectos, lee independientemente, y también tiene ocho? o casi nueve? y Marina nos dice que este año ha llegado a esa armonía. Tus hijos Carolina no recuerdo las edades, pero el mayor sé que es tremendo lector, y quizá sea las mates y escritura lo único que le pones a hacer aunque no le encanten. Sé que hay cosas que sí le gustan, porque si todo es tedioso y aburrido para él y para tí, amiga, para mí no tendría sentido hacer hs, vaya, para que estén enfadados con deberes y tareas, para eso yo las meto a la escuela… igual hasta lo pasaban mejor que con esta madre tan exigente, ja ja ja.

    Like

  30. Silvia says:

    En mi caso, mi hija mayor, la cual es obediente en las actividades diarias, es la que mayores disgustos se traga conmigo cuando le saco su hoja para hacer una línea de caligrafía por diez minutos, o unos problemas de matemáticas. Y como dice Marina, que observa mucho y me conoce mejor, me acabo de dar cuenta de que yo soy de la que las pongo a hacer algunas 'cositas'… ay…. y entonces llega este post. Estamos luchando por encontrar un equilibrio. Siento que la tengo que poner, porque no es gran parte del día, a que practique caligrafía. Y lectura también. Porque puede leer, pero sin practicar me consta que se queda en desventaja. Pero es un hilo fino, porque si le coge asco a algo, para qué homeschooling? Por eso estamos hablando, está captando el por qué le pido lo que le pido, y creo y espero que pronto llegaremos a una situación mayormente armónica… :))

    También mucho fueron estas vacaciones largas… estaba muy fuera de forma, ja ja ja. En fin, aun creo en el 'ideal' de CM. Primero, que si yo no siento pasión por algo, ¿cómo espero que mis hijas la tengan?, podrían tenerla, pero si no la tienen, de mí así no aprenderán. Segundo, que si lo hago bien deberían estar agusto con nuestro día a día. Tercero, que puede que no lo esté haciendo mal y simplemente que tengamos que juntas discutir la situación y llegar a un acuerdo. Cuarto, que me parece que, según el tipo de hija que tengo, necesito animarla y pedirla unas cositas, o de otro modo no veo que llegue a donde puede llegar. No sé, quizá nunca algunas de vosotras estéis de acuerdo conmigo, y lo respeto, pero hay personalidades de niños que no es falta de confianza, libertad, dejarlos a su aire, o que sean desobedientes, es simplemente que creo que hay niños que requieren un poco más de empujoncito hasta que sepan pedalear solos. Me consta que hay otros que cojen la bici y ala, para alante sin ayuda… porque ve viene una detrás que aunque la dijera que no hiciera esto o aquello no la puedo parar, así de bala es, ja ja ja. Si bien imagino que tendré mis momentos con ella según pasen los años.

    Bueno, besos a todas.

    Like

  31. Silvia says:

    Oh, me faltó que hay familias que simplemente no consideran que iniciar ni proponer ni hacer nada académico es necesario, que los niños se embarcan en ello a su manera, a su ritmo, y a su modo, y así están bien con ellas.

    Like

  32. Anonymous says:

    Hola, Silvia:
    No conozco a un niño al que le guste todo lo académico y haga todo con agrado y sin quejarse. Quien tenga un hijo así, que dé gracias. Sí, Jaime lee y lee sin parar, y está aprendiendo mucho con los libros que lee por su cuenta. Pero también tiene que hacer otras cosas que no le agradan tanto pero que son buenas para él, como hacer copiado, practicar algo de matemáticas, aprender a leer en castellano, caligrafía y lectura de griego, un poco de ortografía…
    Si uno no adquiere hábitos de esfuerzo intelectual cuando es pequeño, lo tendrá mucho más duro de mayor. A Jaime también le gusta memorizar y aprender cosas de ciencias y de historia. Pero su problema es que quizá sea como tu hija mayor, un poco quejica, y se hace la víctima y protesta por todo. Yo era así de pequeña, y mis padres cometieron el error de no corregirme suficiente eso. Sí me corregían lo que hacía mal, pero no mi mala actitud, y esa mala actitud la he venido arrastrando hasta la edad adulta. Por eso creo que es muy importante corregir a los niños quejicas para intentar cortarles esas malas actitudes. Yo no sé muy bien cómo hacerlo, la verdad. Digamos que hago lo que puedo, pero trato de no pasarle esas cosas.
    Bueno, creo que te has explicado muy bien, y supongo que ya está todo dicho. Qué bueno es poder contar con la guía de la Biblia. Qué bueno es tener el Espíritu SAnto también como consejero. Y las oraciones de los hermanos. Oraré esta noche por esas luchas que confiesas, contándote que yo también necesito toda oración por mi familia.
    Un abrazo

    Carolina

    Like

  33. Silvia says:

    Carolina, creo que el quid de la cuestión, lo que nos separa o asemeja a todasc es cómo interpretamos y entendemos lo académico. El si lo consideramos importante y necesario, si no en absoluto, o si en parte. Creo que ahí se resume en un punto clave las diferentes actitudes o maneras de vivir el unschooling, homeschooling, y todo lo del medio.

    Si decidimos que lo académico no es importante, sólo lo que aprendan los niños formal o informalmente, y dejamos otras cosas que nos parecen interesantes pero que no nos preocupa que no las exploren en el momento actual, sino que confiamos que ellos mismos se dirijan por donde vayan descubriendo, eso sí, con mucho strewing, porque todo adulto sé que se esfuerza porque sus hijos aprendan, incluso los que no hacen esfuerzo premeditado mediante nada formal, académico, currículo, o nada por el estilo. Porque sé que hay niños que por ellos mismos le han pedido a sus madres aprender griego y han seguido librillos de trabajo. Eso está en el blog de Melissa Wiley, que se declara unschooler con importancia en la obediencia pero no en lo académico, sólo en el resto de aspectos de la vida del niño, vaya, en cumplir tareas domésticas, portarse bien con la familia y amistades, ya me entiedes. Y sé que hay niños que aceptan de muy buen grado todo aquello propuesto, aquí me tienes que tener fe y creerme, hay niños así.

    Luego hay el otro extremo, en que los padres planean el estudio de varias disciplinas académicas a priori, lo clásico, lectura, escritura, mates, quizá como vosotros latín, griego… todo un curriculum por año, y el niño como dices, puede que le gusten algunas cosas y otras no, y para los padres es importante que cumpla con todo lo requerido.

    Para mí, según lo leído e investigado, y algo de lo que he practicado de CM, sí, hay parte del día del niño que no le va a gustar, pero según ella hay un punto al que podemos llegar para que el niño lo haga con diligencia y sin quejas. Pero ahí está el meollo, si no ocurre, ¿estoy pidiendo más de lo que debería? ¿tengo que insistir más tiempo y se le pasará? ¿es bueno abandonar lo que causa tanta queja y molestia? ¿si abandono, es equivalente a abandonar la posibilidad de ayudar al niño a desarrollar diligencia y aplicación y lo que llamaste hábitos de esfuerzo intelectual?

    Yo por un lado no quiero por supuesto que mi hija crezca como una quejica, por otro quiero que sea una persona que, llegado el momento se puede aplicar y que no ha desperdiciado su infancia y adolescencia al punto de ser una adulta mimada incapaz de poner esfuerzo y diligencia en algo que necesita o que incluso quiere, porque no sabe dónde empezar a desarrollar tales virtudes.

    Yo me pregunto, Carolina. ¿Puede que aquello que no les gusta no hayamos podido hasta la fecha ni tú ni yo, presentárselo a nuestros hijos de otra forma? ¿Tú crees que Jaime protesta por protestar, o crees que como es muy inteligente en algunos aspectos, piensas que puede con lo otro, y quizá los estamos apretando un nivel por encima del debido? Me refiero no a no pedirles que hagan lo que le pides, sino que trabaje con algo un pelín más fácil, y ponerles el reto en lo que se les dá mejor. Lo digo porque a veces veo a mi hija llorar frente a algo que puede hacer, y me digo, será que está ya acostumbrada a protestar por escribir, cuando le sale tan bien, o será que le es complicado. Lo digo porque hoy me quedó claro con un ejercicio de matemáticas que está por encima de sus capacidades, y luego jugando a la escoba y haciendo un jueguito de números romanos y sus correspondientes arábicos, en eso estaba motivada, sin quejarse, enfocada… No sé. Yo también pediré por vosotros, para que nuestro anhelado equilibrio y el carácter de nuestros hijos mejore y se críen bien, con buenas cualidades y virtudes por su propio bien.

    Besos.

    Like

  34. Silvia says:

    Bueno sigo pensando en voz alta… debería rebautizar este post como el Quijote en versión Blog.

    Quizá algunas piensen, qué mula, Silvia, forzando a su hija la pobre en vez de como digo, tenerle confianza, dejarla que se sumerja en lo que le interesa, como mucho planear entorno a sus fortalezas etc. Pero cuando los hijos son tan diferentes a uno, (o quizá si son iguales estaríamos chocando los cuernos)… en mi caso, mi hija mayor es diferente a mí, entonces me pregunto si necesita guía, y la verdad, soy incapaz de dejarla crecer por su cuenta, no me lo perdonaría. ¿Me perdonaré entonces estos días de llanto y quejas? mejor dicho, me lo agradecerá ella o me lo reprochará.

    Hoy mismo, después de unos poquitos días explicándole porqué deseo que practique sus destrezas de lectura, ya que pienso que si no practica algo que sabe hacer se encogerá como lectora, finalmente escogió un libro que la motiva, y se nos pasó el tiempo volando, ni miré el reloj, ni se quejó ella… pero sigo insistiendo en que me pareció importante que comenzara a leer un ratito al día. No sé, quizá pido mucho, quizá poco.

    Desconfío o no? Pues pienso con CM que hay mucho sobre lo que aprender que gentilmente y con pasión se debe acercar al radio de curiosidad del niño. Claro que amistades preciadas consideran que lo mejor es aun aquello que los niños descubren por sí mismos. Sí, pero día a día, qué hace una madre de una niña maravillosa pero soñadora y poéticamente despistadilla como la mía. No sé hacerlo de otra manera. Si no pensara así, no estaríamos leyendo Pinocho que les está fascinando a ambas, o George Washington, de D'Aulaire, que le encanta también, y del cual narran con lo que lo hacen suyo.

    Bueno, si aun os queda cuerda y ganas, comentad, comentad, vuestras experiencias y reflexiones son bien venidas, sobre todo si disentíis, sólo hacedlo con cariño y comprensión, ja ja ja.

    Like

  35. Z says:

    Saben que se me hace tambien que puede pasar? “los horarios”.
    Yo note que cuando le pedia cosas a la mañana , le costaba horrores, a no ser que le encantara lo que iba a hacer…en cambio en la tarde, como a las 6 cuando yo ya no tenia ganas de tocar un lapiz, la chica empezaba a escribir, y dibujar y producir sin parar…y me tuve que acomodar a eso porque me iba a sacar canas verdes. En la mañana por ahi hace musica, lee algo de cualquier materia, el tiempo que quiere y/o salimos a caminar y despues en la tardecita leemos juntas y/o produce o reproduce( a veces eran las 10 u 11 de la noche y no dejaba de trabajar en sus historias, yo se que me van a decir que estoy loca por ahi porque es tarde para un chico, yo ya no doy mas a esa hora tampoco)
    Quien sabe, es curioso como la mente trabaja. Yo lo entendi tambien en conjunto al leer el librito este “The way they learn” de Cyntia Tobias Ulrich ( por si a alguna le interesa, tambien esta en español ahora).Me vino re bien …hasta a mi marido puede entender!jajaja
    Marina

    Like

  36. Anonymous says:

    Silvia… eres sincera, ya con eso sabes que te seguiremos leeyendo, no importa las altas y bajas todos las tenemos, y como padres somos responsables sobre la educacion de nuestros hijos, sigue hacia adelante, recuerda que DIOS ES NUESTRO GUIA, TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE!!! saludos y abrazos desde PUERTO RICO
    Myraida

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s