Verde soledad

Libros viejos, tesoros heridos, rodando sin dueño,

que gritan o callan, rancio testimonio, de antaño son sueño.

¿Dónde irán tus fotos y aquel vestidito bordado en Brasil?
¿Dónde mis poemas, tus rizos de niña, nuestro mes de Abril?

Recuerdos, cachibaches refugiados del olvido, fantasmas virtuales,
manoseados, destripados, vanas quimeras de eternos mortales.

Esqueleto centenario, cincuenta centavos de amor extraviado,
libro entumecido, vives en la sombra, triste guiño ajado.
De un trago aparece, cruda, siempre bella, perpleja verdad,
los días que atrapas en tu caja roja, son, mi vieja niña, verde soledad.
(De repente me asaltaron las ganas de escribir poesía. Igual me pasó con la novela, pero siendo ésta más trabajosa la dejé por ahí olvidada. Los poemas, si bien me obligan a la constante revisión, una coma, un cambio de adjetivo, de palabra, el verso más estirado o encogido…, al menos me permite terminarlo en una tarde, o una mañana, según me nace la idea y me demoran los cambios. También, sorprendiéndome a mí misma, me vino inspiración para un par de poemas en inglés en este blog que está en pañales, TWO WRITE).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s